Empapelados

Optando por un empapelado para las paredes, se tienen dos cualidades fundamentales: diseño y practicidad.

El empapelado puede ayudar a completar o complementar la decoración, y no sólo eso, algunas de las características principales son:

Es fácil de colocar y de limpiar.

El empapelado disimula las imperfecciones que pueda tener la pared.

Finalmente, el empapelado da un toque especial a cualquier diseño o decoración.

Hay distintas clases de papeles para el empapelado de paredes. Si bien es importante considerar el diseño, es tanto o más importante considerar el tipo de papel para prever la textura, la luminosidad y el estilo que le dará al lugar. Los empapelados más usados son:

 

Empapelado Vinílico: compuestos por una capa de vinilo sobre una base de papel. Fácil de  de limpiar, ya que basta con un trapo húmedo.

Empapelado Testarudo: este papel sirve para tapar imperfecciones y también es muy fácil de limpiar. Otro punto importante, puede ser pintado.

Si está buscando la mejor opción de empapelados para su casa, no dude en consultarnos. Presupuestos sin cargo